Ayudar Mediante el Marketing reputacional

por | 2 mayo, 2016

marketing reputacion

El marketing reputacional une a las estrategias de marketing con la misión, la visión y la responsabilidad social corporativa (RSC) de una organización determinada, a fin de mantener su credibilidad, mejorar su reputación, generar confianza y hacer que el público objetivo se identifique con una marca en específico.

Lo anterior cambia el modelo de las 4 P’s (Producto, Precio, Plaza y Promoción) que desde 1967 marco el diseño de muchos planes de mercadotecnia por el modelo de las 6 C´s que mencionaremos a continuación:

  • Cliente: Definir un público objetivo y elaborar la estrategia de acuerdo sus motivaciones.
  • Cultura: Se debe hacer una investigación para conocer la cultura y la forma de pensar que tiene cada consumidor.
  • Consistencia: Las comunicaciones externas e internas deben mantener una imagen coherente de la empresa. Por tanto, se debe planear desde la publicidad hasta las promociones.
  • Creatividad: Mantener la marca en las mentes de los clientes a través de la innovación en la publicidad, los productos y/o los servicios de la compañía.
  • Comunicación: Para establecer una buena relación entre la empresa y sus clientes.
    Cambio: Se debe estar a la vanguardia de los cambios sociales o por lo menos tener la capacidad de adaptarse a ellos con rapidez.

Otras C´S del Marketing Reputacional

Una teoría diferente habla del compromiso como pilar del marketing reputacional, ya que tanto la empresa como el cliente deben responsabilizarse en la construcción de un mundo mejor a nivel social y ambiental. Las 6 C’s que sustentan dicha teoría son:

  • Conocimiento: De la ubicación, el posicionamiento y las expectativas de los clientes.
  • Coherencia: La estrategia de RSC debe ser acorde al sector, los valores, los objetivos, la misión y la visión de la empresa.
  • Credibilidad: Apostar por retos medibles y alcanzables.
  • Creatividad: La publicidad y las relaciones públicas deben ser originales y constituirse como un sello característico de la compañía.
  • Consistencia: Las tácticas de acción social son de gran ayuda, pero no deben ser el único factor para mantener la reputación del negocio.
  • Compromiso: Del cliente y la organización con la sostenibilidad.

A parte de la publicidad y las relaciones que se logran establecer a través del marketing reputacional en algunos casos se consigue un ahorro mediante el uso adecuado del agua o la implementación de energías renovables, entre otras tácticas medioambientales.

Incluso hay países que cobran menos impuestos a las empresas que tienen un plan de responsabilidad social corporativa. Por eso varios negocios han optado por los beneficios del marketing reputacional y a continuación te damos tres ejemplos:

Coca-Cola Music Experience y el Plan Integra se unieron para crear el Proyecto Gira, que le da la oportunidad a jóvenes con dificultades económicas y/o académicas de formarse en música, artes escénicas, producción, iluminación, sonido, seguridad, relaciones públicas, utilería, sastrería, etc

Grupo Vips con la plataforma Mesa para Todos busca la participación de sus grupos de interés para brindarles un excelente servicio y nutrirse de sus ideas al momento de contribuir a la sociedad. Uno de sus planes es la compra-venta de artículos usados entre empleados.

Ikea desarrolló la semana del ahorro eficiente en el hogar en la que se impartieron talleres de sostenibilidad, reciclaje y consumo responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *